Como los chinos…….
(Trabajo de investigación que realicé en 2007 para la materia “Historia de Asia Oriental I: los imperios de Asia oriental” del Master Estudios del Asia Oriental en la Universidad Oberta de Catalunya) 

Una reflexión sobre como los chinos llegaron a ser chinos

 Introducción

Resumiré en la primera parte de este trabajo un artículo de David. N. KEIGHTLEY de su libro “Early Civilization in China: Reflections on How it Became Chinese”. Basándome en el mismo, ampliaré algunos comentarios tomando como referencias otras formas de análisis comparativo demás de las planteadas por Keightley (referencias históricas y geográficas más recientes). Comentaré la primera impresión acerca del nacimiento de la cultura china a partir de un solo foco cultural, cuando en realidad evidencias arqueológicas recientes muestran que lo fue de la atomización de varias culturas. Finalmente me detendré en el período arcaico para estudiar el génesis de esta cultura (arte, etc.) y como ha cambiado y seguramente seguirá cambiando las hipótesis históricas a medida que la ciencia continúe realizando más descubrimientos arqueológicos.

Reflexiones de David. N. KEIGHTLEY

David. N. KEIGHTLEY en su libro “Early Civilization in China: Reflections on How it Became Chinese” trata de introducirnos en el concepto que titula su obra utilizando un razonamiento científico. Permitiéndose algunas generalizaciones pero siempre llevándonos por caminos  de la explicación más que de la crítica. Para ello recurre a la búsqueda de parámetros comparativos que nos lleven a alguna conclusión sobre el tema que titula el trabajo. Por ejemplo contrastar conceptos de la historia occidental y oriental y relacionarlos cronológicamente. Se centra menos en la tradición filosófica explícita representada por los pensadores tempranos tales como Confucio y más en las prácticas religiosas, sociales, estéticas, y políticas desde el período neolítico a la edad de bronce temprana de la cual estos filósofos dibujaron sus asunciones y valores.

Un ejemplo interesante de la metodología planteada por el autor, es el análisis del concepto de “héroe” que culturalmente fue vertido en la sociedad Griega Clásica del  siglo V al IV aC. y compararlo contemporáneamente con la propia interpretación que del heroísmo se hacía en China.

Valiéndose de piezas artísticas, como vasijas pintadas encontradas en el mismo período en Occidente y en China,  deduce que en ese período, en China se luchaba por la supervivencia del estado y no tanto por el honor, como en Occidente. Esto se deduce en el análisis de la vasija griega que contaba la historia de Aquiles (aunque no había información del artista que lo realizó si se sabía que el personaje pintado era Aquiles), matando a otro guerrero, disfrutando de ese acto de recomposición de su honor. En el caso  de la pieza china, tanto el autor como el personaje representado eran totalmente anónimos. Otro detalle además era que solo se veían siluetas estereotípicas. Se interpreta de este modo que es el Señor el que delega a un tercero la eliminación del enemigo. No es un héroe, solo es un administrador de esa muerte. Y el ejecutor es solo un delegado. En el caso griego, Aquiles fue el que realizó con sus manos la heroica, personal y trágica tarea. Sus manos no están limpias, están en la espada ensangrentada.

Continuando con las comparaciones, podemos pensar que ningún griego hubiese querido imitar a estos héroes (tomando como ejemplo Aquiles que mató a su amada, Edipo a su padre, y así muchos ejemplos más). Sin embargo en China los héroes eran un ejemplo moral a seguir y que recompensaban al hombre virtuoso con promociones y honores de estado.

Siguiendo en la misma línea de razonamiento, es interesante reasaltar el aspecto filosófico. La fe optimista en la comprensibilidad y la benevolencia del universo, basada en que la naturaleza es básicamente buena, es la base del pensamiento chino. En contraposición, por ejemplo, occidente se remite al pensamiento carteciano[1], mucho más racional. Esta confianza en el hombre explica la preferencia de los chinos al “gobierno de los hombres” y no al “gobierno por las leyes”. Por ello Aquiles era un héroe pero podría equivocarse. En cambio, en el concepto chino de heroicidad, el héroe es bueno por naturaleza y si en algún momento se equivoca, sus errores son hechos por alguna razón táctica.

Buscando los comienzos de esta civilización, el autor realiza un análisis del período neolítico anterior y pone en relieve los descubrimientos de piezas mortuorias en las tumbas encontradas. Las mismas, aunque muy finas, eran artículos de la vida diaria. Lo que se deriva en pensar que se creía en alguna existencia de vida post-mortem. La evidencia de la no utilización previa de estas herramientas (eran poseedores de ellas pero no usuarios)  y la pulcritud de las manos encontradas, demuestran que existió una clase poderosa. Ya terminando el período neolítico posterior se han encontrado muestras de ritos adivinatorios con intenciones de comunicarse con los antepasados (uso de huesos y caparazones inferiores de tortugas). Los adivinos que interpretaban estos ritos y acertaban en sus predicciones, llegaban a ser personas políticamente muy poderosas.

En la edad de bronce china fue extendida la práctica del sacrificio humano en actos mortuorios, cosa que no hay evidencia en la cultura griega.

En el campo estético y social, cabe destacar la carencia del “instinto que personificación de los griegos”, tan rico en personalizar los mitos.  También del significado simbólico de los acontecimientos, no tiene nada hacer con abstracciones o con las formas ideales de los diálogos de Platón. Los patrones, símbolos, mensajes, reglas, etcétera están enteramente dentro de realidad; no superan la metafísica sino rinden simplemente sus detalles existenciales a la importancia de las cosas menores.

 Asia nunca ha existido.

Concluido el análisis del anterior texto, podemos remitirnos a otros artículos [2] para plantearnos una pregunta: ¿Si para los asiáticos, Asia nunca existió, ya que Asia solo es un concepto occidental, entonces como los occidentales podríamos definir algo más profundo como es su identidad cultural? ¿Acaso podemos definirla como una civilización que tiene la historia más antigua del mundo [3] y a consecuencia de su aislamiento cultural, han mantenido sus características por miles de años? La idea de entender  occidentalmente “cuando  y como China fue construida por los chinos”, comenzó hace apenas 500 años, con la aparición de los circuitos comerciales. Ya se tenía noción de Asia desde Herodoto, durante las guerras medicas entre Atenas y los persas, en el siglo V aC,  pero el concepto de Asia en esa época era negativo,  comparando con el positivismo con que eran considerados a los griegos.  

Interpretación de la historia reciente

Analizaremos la historia de los últimos siglos, para conocer como fue interpretada la cultura china con una óptica occidental.

Como vimos anteriormente, David. N. KEIGHTLEY nos define estas cuestiones entregándonos una metodología científica, a partir del análisis muestras arqueológicas e interpretaciones comparadas contemporáneas con la cultura occidental.

Esta comparación  de distintos eventos (rituales mortuorios, sacrificios humanos, adivinaciones, etc.) nos acercaron a la identificación de varios puntos de coincidencia y diferencias.

Pero ahora, antes de continuar husmeando en los inicios de esta civilización, quisiera apoyarme en otro razonamiento, haciendo un análisis histórico de estos últimos quince siglos de reconocimiento de China  a partir de los múltiples viajes que se han hechos en este periodo (Marco Polo, siglo XIII, González de Mendoza, siglo XVI Macartney siglo XVIII). Todos estos personajes históricos identifican a China como una unidad cultural [4].  Sin embargo ninguno de ellos tomó en cuenta la existencia de la muralla, un elemento tan significativo para nuestra interpretación occidental como símbolo del aislamiento de esta cultura. Caló en ellos, eso si, y asombró, la capacidad unificadora del estado chino para lograr homogeneizar tan extenso territorio, regresando con una imagen única de China.

Por ello, además de estos elementos arqueológicos dados por David. N. KEIGHTLEY e históricos vertidos por Dolors Folch en “La construcció de Xina”,  también debemos hacer una interpretación geográfica y realizar también algunas comparaciones. China es trescientas veces Catalunya o hablamos de diecinueve Españas, esto nos da una idea del grado de dificultad para poder hacer comparaciones. Pero si España debido a su diversidad lingüística y cultural ha tenido y tiene dificultades para la unificación y centralización política, como es posible que con su tamaño y diversidad, China lo haya logrado.

La realeza Arcaica. Evolución del arte

Volvemos retomar las referencias históricas de los inicios de la civilización china,  tratando de resumir los dos puntos anteriores y buscando contestar a la pregunta de cómo los chinos llegaron  a ser chinos, nos remontaremos a los comienzos históricos y detenernos allí, con la intención de poner solo un hito a posteriores trabajos.

Actualmente se están haciendo aceleradamente muchos hallazgos arqueológicos que nos están llevando a cambiar muchas de las creencias que teníamos hasta ahora. Incluso lo comentado anteriormente, ya se esta poniendo en duda que ya en sus orígenes, la cultura china fue un producto de varias culturas [5].

No conocemos fehacientemente la historia en torno al 8000 antes de nuestra era, pero hay evidencias que existió una economía agrícola que sustituyó a la supervivencia exclusiva en la caza y la pesca. Pero en la región del Río Amarillo, se han encontrado muchas evidencias que nos remontan a un  periodo comprendido entre el 6500 y el 5000 aC. Esto nos demuestra el desarrollo de herramientas en piedra y hueso utilizadas para la agricultura (cultivos de granos, crianza del pollo y del cerdo y domesticación del perro). En cambio el arte era bastante rústico. Pero ha sido en el sur de China que se ha encontrado las piezas de cerámicas más antiguas. Los hallazgos más recientes, nos han hecho conocer que existieron varias culturas y que se distribuyeron en amplios conjuntos geográficos (tales como las llamadas Yanghao, Dawenkou, etc).

Estas culturas del periodo neolítico de desarrollaron y se entendieron, consolidando contactos y realizando intercambios, lo que llevó a constituir conjuntos más amplios y homogéneos.  Ya en los milenios cuarto y tercero se constata arqueológicamente la utilización de herramientas más desarrolladas, incluso la aparición del torno para la realización de la cerámica. En esa época se vislumbra ya el nacimiento de la época del bronce. Es cuando se comienza a trabajar el cobre. Surge una cultura denominada Longshan (se supone de una superposición con la Yanghao). Esta desarrolló la cerámica negra de elegancia extrema que eran elaboradas con torno de rotación rápida. Los Longshan estuvieron instalados en cerros que dominan la llanura y las viviendas eran análogas as las Yanghao. Mientras que estos últimos no tenían murallas, los Longshan si utilizaba unas murallas de tierra apisonada. Hasta aquí no hay evidencia de la existencia del caballo. Aunque las prácticas funerarias  son idénticas. Con los Longshan aparecen las primeras evidencia de la utilización de huesos sometidos al fuego para fines adivinatorios. No hay rastros de escritura.

Es aquí donde los científicos e historiadores buscan precisar la fecha del inicio de la dinastía Xia . Tradicionalmente se cree que la fecha es entre 2207 y el 1766 aC. Encontramos algunas características de la era del bronce, como la existencia de poblaciones medianamente pobladas donde probablemente surgió la idea de ciudad-palacio, y la posibilidad de poseer poder mediante el uso del de armas de bronce. Esto hace pensar la posibilidad de la existencia de una dinastía [6]. Retomamos la anterior metodología comparativa, y vemos que las condiciones generales son análogas a las que dieron origen a las primeras civilizaciones de Mesopotamia, el Valle de Indo y Egipto, surgidas también en grandes cuencas fluviales.

La utilización del bronce aparece mucho después que en Oriente medio. Pero cuando se instala se desarrolló con mucha más rapidez  y con mayor grado de perfección. Incluso esto hace pensar que tal vez no hubo influencia de otras culturas lejanas. Y que el descubriendo de las aleaciones haya sido independiente.

Conclusiones

Todas estas suposiciones nos llevarían a sostener que el desarrollo de la técnica del bronce coincide con la eclosión de la civilización arcaica. Pero también es interesante recalcar que las evidencias que sostienen todos estos argumentos se derivan de los descubrimientos arqueológicos que llevan muy pocos años. Sería de esperar que con el transcurrir del tiempo, nuevos hallazgos nos hagan reflexionar sobre donde y cuando realmente surgieron los primeros vestigios de lo que hoy denominamos Cultura China.

La principal conclusión que podemos llegar es, que a diferencia de lo que se pensaba hasta hace poco tiempo, la cultura china no surge como la irradiación de un núcleo central sino que es el resultado de la iteración de distintos núcleos que habían surgido después del 5000 aC [7] .

Pero si en algo podemos estar seguros cuando nos preguntarnos como los chinos han llegado a ser chinos, es que en los próximo tiempos no encontraremos con muchas nuevas teorías y muy diversas respuestas.

Bibliografía

1.-  “Història de l’Àsia I: els imperis de l’Àsia oriental”. Apuntes de la UOC

2.- “La construcció de Xina”. Dolors Folch i Fornesa. Biblioteca Universal Empuréis.

3.- “El mundo chino” Jacques Gernet. Editorial Crítica


[1] EL PENSAMIENTO CARTESIANO, EXPRESADO EN “EL DISCURSO DEL MÉTODO” SURGIÓ DEL DESEO DE SU AUTOR de establecer verdades absolutas sobre las cuales, edificar un pensamiento pleno de certezas. Plantea una metodología que está muy lejos del pensamiento chino, cuyas creencias se basan en las verdades dadas en la propia bondad de la naturaleza.
[2] “L’articulació de l’Àsia oriental. El naixement del món xinès” Dolors Folch i Fornesa. Apuntes de Història de l’Àsia oriental I: els imperis de l’Àsia oriental Universitat Oberta de Catalunya.
[3] “La construcció de Xina”. Dolors Folch i Fornesa. Biblioteca Universal Empuréis.
[4] “La construcció de Xina”. Dolors Folch i Fornesa. Biblioteca Universal Empuréis. Capítulo “Els espais i els homes”.
[5]  “El mundo chino” Jacques Gernet. Editorial Crítica
[6] “El mundo chino” Jacques Gernet. Editorial Crítica
[7] “L’articulació de l’Àsia oriental. El naixement del món xinès” Dolors Folch i Fornesa. Apuntes de Història de l’Àsia oriental I: els imperis de l’Àsia oriental Universitat Oberta de Catalunya.
Advertisements

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Perfil LinkedIN

Als VERTRIEBSINGENIEUR habe Ich Erfahrung (mehr als 20 Jahre) in der kontinuierliche, systematische Ausbau der oben genannten lateiamerikanischen Märkte, die Analyse der regionalen Märkte, die Erstellung und Umsetzung einer Marketing- und Vertriebsstrategie, die persönliche Betreuung der Kunden vor Ort sowie die Suche von qualifizierten Partnern (Handelshäuser, Handelsvertreter).

BUSINESS DEVELOPER in ROTTERDAM: PHOTOALBUM (1998 – 2005) – MEXICO – GERMANY – HOLLAND

%d bloggers like this: