China:etnias y lenguas
(Trabajo de investigación que realicé en 2007 para la materia “Empresa y negocios en Asia oriental” del Master Estudios del Asia Oriental en la Universidad Oberta de Catalunya)

Un vasto territorio como el que ocupa China no supone el aglutinamiento de una población culturalmente homogénea. Durante sus expansiones territoriales, absorbió amplias extensiones habitadas por poblaciones no chinas. Por ello, 47 de las 55 minorías reconocidas oficialmente habitan en sus fronteras. Esto es lo que lleva el carácter de las políticas con respecto a su periferia, con el objetivo de preservar la seguridad y la unificación nacional.

En las zonas de más al sur del Asia Oriental y en las provincias fronterizas meridionales de China coexisten más de cien lenguas. Allí se encuentran la mayor diversidad étnica y lingüística de toda la región.

Existen varias familias lingüísticas. La principal es la Sino-Tibetano (chino y tibeto-birmanas). Otras son la Altaica (Mongol, Turco, etc), Coreano, Japonés, Laica, Miao-Yao, Indoeuropea y Austroasiática.

Minorías nacionales

El 91 por ciento de los habitantes de China pertenecen a la etnia Han. El resto son las 55 minorías reconocidas por el gobierno. Casi todas tienen su lengua y contabilizan 23 sistemas diferentes de escritura. 

Las minorías viven en las zonas de la periferia menos productivas, que representan el 60% de la superficie del territorio. La etnia Han habitan en regiones más densamente pobladas. Pero fundamentalmente la gran diversidad étnica como dijimos se debe a la expansión del imperio chino en el siglo XVIII.

Política lingüística del gobierno chino

El comportamiento del gobierno actual con respecto a las lenguas minoritarias es bastante liberal y a su vez muy heterogéneo. Además de las principales regiones autónomas (la de Uigur, del Xinjiang, la de la Mongolia Interior, la del Tibet y la Zhuang del Guangxi), existen más de 100 áreas con determinado nivel de autonomía y que representan el 60% de la superficie del país y contabilizan más de 100 millones de habitantes. En estas zonas se permite cierto grado de flexibilidad en la aplicación de las leyes y disposiciones del gobierno central. Esto hace que en algunas regiones las lenguas estén en mayor o menor medida consolidadas, y otras donde es muy precaria.

A pesar del marcado sentido liberal que el gobierno chino quiere imprimir a su política lingüística, la situación de estas lenguas es de evidente regresión, y la actitud del gobierno está dirigida más a ocultar este hecho que a encontrarle una solución.

Hasta sociólogos occidentales estaban de acuerdo con un principio del Partido Comunista: solo faltaría tiempo para que el funcionamiento de las políticas de transformación siguieran su curso para que las distinciones étnicas terminaran por desaparecer.

Esto fue una falacia y el Partido Comunista aceptó la imposibilidad de la disolución racial. No contaban que cuando la identidad cultural se ve amenazada, las personas tienden a aferrarse a sus peculiaridades culturales, incluso aquellas que habían olvidado y en algunos casos, inventan algunas nuevas.

Proceso de clasificación de las minorías

El estado confiere el titulo de nacionalidad minoritaria (shaoshu minzu) con el fin elevar a pequeños grupos que nunca llegarían a disfrutar una categoría de autonomía fuera de lo podía ser su nivel de aldea, así se los podía equiparar a la mayoría Han y borrar los siglos de desprecio que los Han les habían proferido.

Esto plantea problemas al definir las “nacionalidades minoritarias”. De los 55 grupos, algunos son autóctonos (tibetanos, lahu) y otros no (rusos, coreanos). Muchos tienen la lengua en común pero otros abarcan distintas familias lingüísticas (yi, yao, jingpo). Algunos viven en comunidades compactas (baoan, uigures) y otros están dispersos por todo el país. Lo que los une bajo la etiqueta de shaoshu minzu es que tiene características diferentes a los Han.

Modos de clasificación

Algunos académicos en la línea de Deng Xiaoping querían conservar su status quo por lo cual decían que la teoría marxista leninista sobre nacionalidad ya se había integrado en la sociedad, mientras que otros decían que debían agregarse dos factores más: una base científica y la voluntad de la comunidad. Según el comentario de Laura Newby, (“Las minorías étnicas”) en la actualidad el proceso de clasificación esta cerrado y el debate es inútil.

De todos modos existen cuatrocientos grupos que reclaman el rango de minoría, catalogados como “grupos paraguas”. Por tanto en China la etnicidad no es tan rígida ni tan sencilla como podría sugerir este sistema clasificatorio.

Razones para una política de clasificación

Muy pocos estados han clasificado sus minorías. En China se han invocado razones de seguridad (política de fronteras, seguridad interior y orden público). Luego de la Larga Marcha, los comunistas entendieron que no podrían construir un nuevo estado nacional sin la ayuda de otros pueblos además de los Han. La creación de autonomías permitió al gobierno tener control sobre las zonas fronterizas, mientras en apariencia otorgaba el autogobierno a los pueblos no Han. En 1954 el gobierno otorgaba la autodeterminación y a la vez suprimía el derecho a secesión.

Política de asimilación 

En 1957 se intensificó la política de asimilación: se atacaron las “características especiales”: el vestido, la lengua, los rituales, las dietas, las costumbres matrimoniales, etc. El resultado fue desde la resistencia pasiva a la sublevación abierta en Tibet y Xinjiang.

Luego de un período de sosiego, en 1966 con la revolución cultural, se creyó que la verdadera igualdad solo se lograría si se abandonaba las distinciones étnicas. Se omitió en las nuevas versiones de la constitución el párrafo de la Constitución de 1956 que se refería a las minorías. Se impuso la creencia que los problemas nacionales eran un problema de clase. La campaña en contra de los cuatro viejos (ideas, costumbres, cultura y hábitos) golpeó a la cultura en general y a las de las minorías. El efecto fue la acentuación del antagonismo racial y el rencor, claves para el fracaso de las políticas de asimilación.

Con Deng Xiaping y sus reformas económicas fueron de la mano de una nueva era de tolerancia cultural y religiosa. En 1984 se otorgó a las regiones autonómicas la capacidad legal para redactar legislaciones que tuviera en cuenta las costumbres locales.

Aunque el cambio es substancial, el fundamento del pensamiento oficial no ha cambiado: no es posible cuestionar el estatus de ningún territorio. Ahora se considera que el “problema de las nacionalidades” se soluciona con impulsar un desarrollo económico y cultural auspiciado por los Han.

Ventajas de la clasificación

Desde la década de 1980 hubo un fuerte aumento demográfico de las minorías. El número de personas que se registra como miembro de una minoría nacional es mayor, lo que supone alguna privilegios (prerrogativas en el reparto desempleo, exención de la política del hijo único, etc). La mayoría de los hijos nacidos entre un Han y un miembro de una minoría, se registra bajo la nacionalidad minoritaria. Por lo tanto en China, como en otras partes del mundo, la formación de la identidad está condicionada por la percepción de utilidad.

Conclusión

La etno-política internacional, el auge del nacionalismo en el mundo, los grupos de lucha por los derechos de los indígenas y de las minorías, los medios de comunicación internacionales y el acceso a redes de información ha supuesto que las minorías en China sean cada vez más conscientes de sus derechos.

Uno de ellos, la educación según las pautas de su propia cultura. Por lo tanto la escolarización basada principalmente en el chino mandarín respeto al futuro de las minorías nacionales es unos de los puntos más críticos. A pesar de utilizar las lenguas minoritarias en la escuela primaria, en los estudios superiores se utiliza solo el mandarín. Esto hace que se desprecie las primeras en función de poder tener más oportunidades en el futuro gracias a la capacitación, haciendo de esta manera inservible el uso de la lengua minoritaria.

Advertisements

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Perfil LinkedIN

Als VERTRIEBSINGENIEUR habe Ich Erfahrung (mehr als 20 Jahre) in der kontinuierliche, systematische Ausbau der oben genannten lateiamerikanischen Märkte, die Analyse der regionalen Märkte, die Erstellung und Umsetzung einer Marketing- und Vertriebsstrategie, die persönliche Betreuung der Kunden vor Ort sowie die Suche von qualifizierten Partnern (Handelshäuser, Handelsvertreter).

BUSINESS DEVELOPER in ROTTERDAM: PHOTOALBUM (1998 – 2005) – MEXICO – GERMANY – HOLLAND

%d bloggers like this: